17 de febrero de 2018

Noticias sobre Werewolf: Earth Blood (Werewolf: The Apocalypse Videogame)

De cuando en cuando, la Araña de Red que tengo vinculada a este tecnofetiche desde el cual redacto las entradas del blog me va señalando pequeñas perlas de información acerca del esperado videojuego de Hombre Lobo: El Apocalipsis. Con lo que he podido sacar en claro hasta ahora (y que me corrijan si me equivoco en algún dato) he compuesto este resumen para quienes no quieran andar pendientes de nosecuantas cuentas en diversas redes sociales alienantes. Gracias a +David Paredes Mata por ir pasando todos los enlaces de los que he extraído esta información a través de la comunidad de G+ de Hombre Lobo: El Apocalipsis


En el juego nos meteremos en la piel un veterano Garou procedente de la Tribu Fianna llamado Cahal, que desde hace un tiempo actúa como lobo solitario tras haber sido expulsado de su manada; es decir, jugaremos llevando a un Ronin, algo bastante llamativo en inicio pero, pensándolo fríamente, ya hemos vivido experiencias similares en videojuegos anteriores de Mundo de Tinieblas. En VTM: Redemption éramos Christoff, un Brujah idealista que añora su Humanidad y al amor de su vida perdido, ajeno a la sociedad vampírica, mientras que en VTM: Bloodlines nuestro vampiro era un neonato creado sin permiso, ajeno a la cultura interna de su clan, con independencia de cuál hubiéramos escogido al inicio del juego.

10 de febrero de 2018

Iniciando a la familia en el rol - Episodio II: Mis Sobrinas

Tengo dos sobrinas de trece años a las que la saga de Star Wars les apasiona. Hasta ahora nunca me había picado el gusanillo de presentarles los juegos de rol más allá de responder a sus preguntas sobre el tema cuando les ha apetecido preguntar. Pero la primera vez que nos vimos después de ver Los Últimos Jedi, mientras estábamos comentando esto y lo otro de la película, pensé "Están flipadísimas xD ¿Qué pensarían si les propusiera jugar una partida de rol de Star Wars?" Antes de decirlo en alto, que me conozco y a veces me desinflo con los proyectos, le estuve dando una pensada para asegurarme de no venderles humo. Una vez que lo tuve claro, durante la cena de Nochevieja, les hice mi propuesta y respondieron que si. Ouhyeah ^^ Aquí comenzaba el trabajo.

PREPARACIÓN

Para asentar un terreno firme sobre el que desarrollar algo que les gustase, les dí a elegir época, y escogieron la de la segunda trilogía, durante los últimos días de la República. Me pidieron algo que, aunque me cogió un poco por sorpresa, debería haber imaginado: si podían llevar personajes de las películas. Como no podía ser de otra forma, les dije que si, que si les apetecía más que crear uno nuevo no habría problema. Así que pronto me encontré trabajando en una historia donde la senadora Padmé Amidala y la caballero jedi Aayla Secura pudieran coincidir en defensa de los ideales de la República.

31 de diciembre de 2017

Cierre del año

Exceptuando las entradas del Desafío de los 30 Días llevaba desde septiembre sin publicar (que no escribir) algo en el blog. En los últimos tiempos me está pudiendo la desgana porque no consigo encontrar ni el tiempo ni la voluntad para escribir el tipo de entradas que realmente querría escribir para el blog. Es curioso, sin embargo, que logre encontrarlos para entradas como esta, que no dejan de ser una mera tradición y que bueno, realmente aportan poco como entradas roleras. No son partidas, ni recursos, ni nada realmente útil, más allá de compartir una experiencia personal. Bueno, si tienen cierta utilidad: a mi me sirven para hacer un seguimiento de cómo voy tirando con el hobbie año tras año, hacer recuento y a veces propósitos de año nuevo, y comparar con años anteriores para no descuidarme. De modo que allá vamos. Espero que a vosotros os sea entretenido de leer.

¿Qué trajo (o no) 2017 a mi vida rolera?

Los números se mantienen: 17 partidas

Según la agenda, y tras la cancelación de la última sesión del año, que hubiera sido ayer, este 2017 he jugado 17 partidas, es decir, exactamente las mismas que el año anterior. ¿Podría haber jugado más? Claro que si, pero estoy contento de haber mantenido el ritmo y frenado el descenso de citas que comenzó hace tres años.

Y ¿qué es lo que jugué o dirigí?

30 de diciembre de 2017

Desafío de los 30 Días: Día 30



30. ¿Cuál crees que es tu mejor baza como narrador? Tus recursos narrativos favoritos.

¡Que se acaba, señores!

No tengo técnicas o recursos con nombre propio que utilice de forma consciente en mis sesiones. La verdad, lo único que tengo claro que parece que se me da bien, en base a la mayoría de los comentarios de la gente a la que he dirigido a lo largo de los años, es hilar una historia interesante. Y para lograrlo el único truco que tengo es seguir el desarrollo de la acción que van marcando las decisiones de los jugadores a través de sus personajes. Reaccionar a los giros de guión que fuerzan con sus actos, replantear y evolucionar lo pensado a futuro teniendo en cuenta lo que acaba de ocurrir en la mesa, pensar las reacciones de los pnjs y del mundo que les rodea, con calma en el periodo entre partidas o improvisando a destajo durante las sesiones... Hacer, en fin, que la historia viva que tenemos entre manos siga siendo rica y currada aun cuando discurra por derroteros que como narrador no soy capaz de prever ni preparar. Y, hay que decirlo, qué divertido es hacerlo, el entretejer mis ideas con sus acciones para que al final el poso resultante sea "joder, una partida cojonuda, lo hemos pasado de coña", con independencia de todo lo demás. Eso es lo único que importa, ése es el único objetivo. El día que no consiga que nos divirtamos sentado a la cabecera de la mesa, apaga y vámonos.

Y con esto hemos llegado al final del Desafío de los 30 Días. Me alegro mucho del retorno de esta iniciativa en su formato original. La verdad, me ha dado unos ánimos para escribir en el blog que hace tiempo que no tenía, ojalá que me duren un poco. De momento sólo queda decir, por primera vez desde 2014...

¡¡¡DESAFÍO SUPERADO!!!

29 de diciembre de 2017

Desafío de los 30 Días: Día 29



29. Un colega tuyo viene comentándote "jugamos la partida sin tirar un sólo dado", ¿piensas que es un defecto?

Depende de lo más importante a la hora de sentarse a jugar: ¿lo pasó bien durante la sesión? ¿Si? Entonces ninguna objeción.

Hace años, durante el apogeo de Mundo de Tinieblas con mi anterior grupo de juego, tuve mi ración de sesiones de interpretación intensa con apenas una o dos tiradas en toda la tarde, si es que acaso se daban. Si te gusta interpretar en mesa y logras una inmersión buena y constante tanto por tu parte como por la de los demás jugadores, puede ser muy entretenido e interesante. No obstante, si diré que me gusta la incertidumbre y la emoción de que a veces las cosas dependan de una tirada de dados y, aunque podría disfrutar de una sesión 100% interpretativa, echaría de menos ponerme en algún momento en manos de la diosa Fortuna.

28 de diciembre de 2017

Desafío de los 30 Días: Día 28



28. Vas a una partida y se te olvida una regla importante... ¿Te paras a mirarla o improvisas sobre la marcha?

Me pararía a consultarla. El libro de reglas está ahí para algo, e improvisar sobre la marcha una regla alternativa con sentido requiere una soltura de la que carezco con el 96% de los sistemas de reglas. Además ¿acaso se supone que un narrador debe memorizar el sistema de reglas al completo? Una cosa es tener familiaridad y soltura con el sistema del juego que diriges, pero la memoria es finita - la mía al menos - y es imposible acordarse de todo.

27 de diciembre de 2017

Desafío de los 30 Días: Día 27



27. ¿Analizas las matemáticas de un sistema concreto o no te interesan? Si es así, ¿cuál te parece más perfecto?

La idea de analizar las matemáticas de un sistema de reglas me parece un coñazo de proporciones épicas. Puede que me pierda un nivel más de entretenimiento o una forma más de exprimir el interés de un juego de rol, pero no me interesa lo más mínimo. No me parece divertido o interesante. Respeto y entiendo que haya a quien si se lo parezca, pero a mi me suena tan raro como ponerme a analizar las reglas del Risk, del Heroquest o del parchís, en lugar de ponerme a jugarlos. Por suerte para mi, otra gente que se supone es profesional se ha preocupado por revisar ese sistema antes de que el libro llegase a mis manos, y confío en su buen hacer. Otra cosa es que me acabe gustando ese sistema o no.

La opinión en firme sobre un sistema la fraguo en la mesa en base a la sensación con la que me haya quedado al finalizar la sesión. Si me he quedado con la sensación de que era lioso, complejo, con demasiadas tiradas o todo lo contrario, si me perdía en un mar de modificadores y sinergias... me vale con esas meras apreciaciones superficiales para medir mi grado de gusto y comodidad, sin necesidad de desempolvar las exiguas nociones de probabilidad que di en el instituto.