12 de julio de 2014

Carrusel Bloguero - ¿Por qué dirijo?

Después de unas pocas entregas sin participar, el tema de éste mes me ha animado a retomar la entrada del Carrusel Bloguero. El anfitrión de julio es El Crítico Blanco, y nos lanza una pregunta que creo que a menudo nos planteamos entre roleros. Sobretodo cuando nos da por filosofar.


En mi caso no hay una sola razón, más bien un conjunto de ellas, y han ido cambiando a medida que ha ido pasando el tiempo. Comencé a hacer mis pinitos como director de juego porque tenía unas ganas terribles de jugar a Hombre Lobo: El Apocalipsis y nadie se ofrecía a ponerse detrás de la pantalla. Además de eso, me encantaba - y me encanta - escribir, y a pesar de ello hacía tiempo que comprobara que no era capaz de encontrar ganas de sentarme a escribir relatos, ni artículos, ni novelas. En cambio escribir historiales e interludios entre sesiones para las partidas que jugaba me salía bordado (al menos a mi gusto). Probé a ser el que contaba la historia y, por suerte, no se me dio mal.

A día de hoy, lejos los tiempos en que se jugaba casi cada fin de semana, la razón principal de que dirija es que hacerlo me da motivos y oportunidad para dedicar cada día una cierta cantidad de tiempo a mi hobbie favorito. Me relaja, me abstrae y me divierte, ¿qué más puedo pedir?. También sigue siendo mi única forma de expresarme como escritor, lo cual me reporta gran satisfacción e interesantes retos y estímulos creativos, a pesar de la casi certeza de saber que es difícil que me desenvuelva bien en otros géneros. El podio de razones se completa con el hecho de que ofrecerse a narrar y que aparezcan jugadores es más fácil que lo contrario, y dado que ambas cosas son divertidas e interesantes, así me aseguro alguna partida más cada mes y que el hobbie siga vivo en nuestro grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada